Los síntomas descritos por los propios pacientes como “triste, apático, sin energía ni ilusión…” suelen indicar un trastorno del estado de ánimo. Existen dos tipos, el primero, llamado distimia, es menos intenso y si no se trata debidamente puede desencadenar en el segundo tipo, lo que conocemos como depresión.

Si sientes tristeza, ansiedad, irritabilidad, apatía, desesperanza, sentimientos de culpa, falta de energía o fatiga, ideas suicidas, insomnio (dificultad para dormir) o hipersomnia (necesidad de dormir más de lo habitual), pérdida o aumento de apetito no dudes en contactarnos, en Psicoinnova podemos ayudarte.