Los problemas, el estrés, la intranquilidad … son solo algunos de los factores que pueden afectar a un sueño reparador. El sueño es importante para levantarte de buen humor y enfrentarte a tu día a día con la energía suficiente. Tanto la falta como el exceso de sueño es un indicador de que algo no va del todo bien, así que si te cuesta conciliar el sueño, te despiertas durante la noche, al despertar sientes que no has descansado o duermes más horas de lo habitual, es conveniente que acudas a un especialista para conocer el por qué y comenzar un tratamiento adecuado.

El sueño reparador es uno de los requisitos para gozar tanto de una buena salud física como psicológica y su falta puede esconder otras patologías, por ello debemos darle la importancia que merece.