Trastornos del sueño

  • Conoce a Javier

    • Javier nos contacta por email. Su mensaje es claro: “Necesito dormir, si no me voy a volver loco” Cuando tenemos la primera entrevista con él nos cuenta que tiene 40 años y que de siempre le ha costado dormir, pero, en los últimos años el problema se vuelve más y más grave. Su cabeza elige justo el momento de irse a la cama para pensar en sus problemas, en la organización del día siguiente, en lo que podrá pasar dentro de unos meses… Ya tumbado, tiene miedo a no poder dormir. Intenta controlarlo todo, sobre todo la hora de irse a acostar. No hace planes si piensa que pueden alargarse o se enfada si su mujer hace ruido cuando él ya está dentro de la cama, aunque no esté dormido. “ A veces discuto con ella porque dice que exagero. Pero no entiende la angustia que me causa el pensar que no voy a poder dormir

Por desgracia casi cualquier trastorno psicológico afecta al sueño. Las preocupaciones, el estrés, las fobias, los problemas de pareja … 

 

Tener un sueño reparador es importante para levantarte de buen humor y enfrentarte a tu día a día con la energía suficiente. Tanto la falta como el exceso de sueño es un indicador de que algo no va del todo bien, así que si te cuesta conciliar el sueño, te despiertas durante la noche, al despertar sientes que no has descansado o duermes más horas de lo habitual, es conveniente que acudas a un especialista para conocer el por qué y comenzar un tratamiento adecuado.

 

Son muchos los pacientes que vienen a consulta contándonos que para dormir necesitan una pastilla. Comentan que sin ella es imposible conciliar el sueño. Es una necesidad básica del ser humano y hemos normalizado el tener que tomar algo artificial para poder acceder a él. 

 

El sueño reparador es uno de los requisitos para gozar tanto de una buena salud física como psicológica y su falta puede esconder otras patologías, por ello debemos darle la importancia que merece y deberíamos dejar las pastillas solo para momentos puntuales sin que se vuelva un requisito indispensable para poder conciliarlo.

Abrir chat